Experiencia Mediación Chillán 2016

En el marco de la muestra “Nacionalismos y Desterritorialidades” en la ciudad de Chillán, se desarrolló una actividad de Mediación Artística diseñada por Rocío Celeste y Patricio Contreras, cuyo objetivo principal era el de invitar a estudiantes de enseñanza media de la provincia de Ñuble, a vivir una experiencia artística diferente, inclusiva y didáctica dentro del Centro de Extensión Cultural Alfonso Lagos (Cecal).

Compartiremos con ustedes este diseño paso a paso:

LA ENTRADA
Los estudiantes entran al museo y se les da la bienvenida a la exposición, se les explica la metodología de trabajo y un esbozo de la experiencia que vivirán.

SENSIBILIZANDONOS Y CONECTANDONOS CON NUESTRO CUERPO
En esta segunda etapa se invitara? a los estudiantes a conectarse con ellos mismos, con los demás y con la idea de memoria, de manera que sus cuerpos queden en un estado disponible, sensible, y tranquilo para la etapa siguiente.

LA CONVERSACIO?N
Introducción a la historia del arte contemporáneo, su contexto, prácticas y estrategias. Se explican brevemente los conceptos propuestos en la curatoría y se les ofrece la palabra.

RECORRER EL ESPACIO
Los chicos se dividen en grupos de a tres y recorren el espacio, con su celular sacan fotos de lo que ellos encuentren interesante en relación a la exposición. Se les da la libertad para intervenir, proponer, performatear dichos registros para luego imprimir las imágenes resultantes.

LA GRAN OBRA COLECTIVA
En este momento salimos de la exposición hacia un nuevo espacio para realizar una gran obra a partir de las fotografías realizadas por los estudiantes. Con todos sentados en este espacio, los grupos comparten su fotografía, discuten en torno a la imagen construida colectivamente y respecto experiencia en su conjunto.

Estudiantes de Chillán entran en relación con obras de arte contemporáneo chileno, y esta vez, a diferencia de la idea dominante de que el arte contemporáneo requiere de códigos específicos para su interpretación, -las llamadas barreras simbólicas-, estos estudiantes a través de una experiencia de mediación nos muestran su capacidad de vincularse no sólo de una perspectiva dialógica con las reflexiones que emergen desde las obras expuestas, sino también generando intervenciones específicas que potencian materialmente su sentido. Desde ahí la mediación como trabajo experiencial deviene en ejercicio fotográfico y de intervención, donde los y las estudiantes pasan de ser meros espectadores pasivos a operadores de la obra en sí misma.

En este sentido, la mediación artística como práctica de exploración, nos abre posibilidades que trascienden su comprensión únicamente como herramienta dialógica frente a una obra de arte, generando experiencias en las que se despliegan estrategias creativas que surgen como propuestas de apropiación desde los que participan. De este modo las artes contemporáneas como un territorio de apertura, es un campo de experimentación, que ofrece posibilidades de accionar practicas críticas que pueden suceder en diversos contextos específicos si se generan y validan, espacios de escucha, que potencien la creación de dichas relaciones con las comunidades interesadas en estas manifestaciones artísticas.

Valentina Menz